Suelo laminado (Parquet sintético)

El suelo laminado o también conocido como parquet sintético o tarima flotante, es la solución económica y rápida de instalar en casa con la acogedora imitación de texturas y colores de la madera natural.

INGEAR Catalunya tiene instaladores cualificados para asesorarle y realizar la colocación de todo tipo de suelo laminado.

Que tonalidad de parquet sintético elegir

Los tonos claros dan luminosidad a los espacios y aumentan la sensación de amplitud.

Los grises se pueden colocar en cualquier estilo.

Los beiges intensifican el tono de la madera y combinan con todos los estilos.

Los tonos oscuros ofrecen calidez tienen vetas muy marcadas. Ideales para decoraciones étnicas o ambientes minimalistas.

Los tonos rojizos aportan exotismo y calidez.

Los tonos más naturales recrean la madera ofreciendo un estilo más rústico envolviendo tu hogar con la calidez de las maderas clásicas, como el roble, el haya o el pino.

También encontramos en el mercado acabados que imitan diferentes materiales como el metal, la piedra o la cerámica.

colores

Que acabado de parquet sintético elegir

Liso: Suelo con aspecto ligero y es suave al tacto.

Poro: Con brillo tipo satinado y un poro clásico que aporta al suelo un carácter universal.

Aserrado: reproduce las estrías clásicas de la madera aserrada.

Estructurado: de marcado acabado de relieve poroso no acorde a la veta de la madera. Ideal para decoraciones rústicas.

Sincronizado: relieve poroso que reproduce fielmente la veta y los poros de la madera en cada lama.

Que calidad o dureza de parquet sintético elegir

Es importante la elección de una buena calidad del suelo laminado para poder disfrutarlo durante mucho tiempo en perfecto estado.

Según la norma UNE-EN 13329 encontraríamos el listado de las durezas del suelo (Según el número de vueltas soportadas, la resistencia de la melamina o capa de uso).

Actualmente no es muy fiable la elección de la calidad según esta lista ya que encontramos fabricantes que suministran suelos con la misma dureza catalogada con calidades distintas.

AC3: (más de 2500 vueltas) Uso moderado.

AC4: (más de 4000 vueltas) Uso intenso.

AC5: (más de 6500 vueltas) Uso muy intenso.

AC6: (más de 8500 vueltas) Uso muy intenso con garantía de hasta 30 años.

Las clasificaciones más fiables actuales usadas son:

El primer número indica el uso o aplicación (2- doméstico; 3- comercial) y el segundo, el tránsito o nivel de uso que puede llegar a soportar (1- moderado; 2 – general; 3 – intenso).

Clase 31 – Sólo para uso doméstico moderado

Clase 32 – Para uso doméstico normal – comercial moderado

Clase 33 – Para uso doméstico intensivo – comercial normal

Clase 34 – Para uso doméstico muy intensivo – industrial normal

Resistencia al impacto (IC)

Otro factor a tener en cuenta, es la resistencia al impacto (IC).

El test consiste en tirar una bola de acero grande de 8cm de diámetro sobre una lama. Un suelo laminado que al ensayar con la bola de acero rompa a partir de 1m de altura en caída libre se clasifica como IC2.

Para que un laminado obtenga la clase 33, debe tener una resistencia a la abrasión AC5 y un IC3 de impacto.

El laminado AC6 Clase 34 de es el único que llega a obtener el IC4.

Ventajas del suelo laminado

Material económico

Facilidad de instalación

Poco mantenimiento

Resistencia